“ V I D O C Q ”


Ficha técnica.

Director: Pitof.
Guión: Jean-Christophe Grangé.
Producción: Dominique Farrugia y Olivier Granier.
Música: Bruno Coulais.
Fotografía: Jean-Pierre Sauvaire.

Reparto: Gérard Depardieu (Vidocq), Guillaume Canet (Etienne), André Dussollier (Lautrennes), Inés Sastre (Préah), Moussa Maaskri (Nimier).

Duración: 100 min.
Nacionalidad: Francia.
Año: 2.001.

Sinopsis.

       Paris 1830, el célebre detective Vidocq ha muerto, asesinado por un misterioso enmascarado apodado El Alquimista. El inspector estaba investigando la muerte de tres aristócratas, producidas en extrañas circunstancias, en el momento de ser asesinado. Un joven periodista llamado Étienne Boisset, que a la vez es el biógrafo oficial de Vidoq, aparece entonces en escena decidido a aclarar los hechos que provocaron la muerte del estrafalario detective. Boisset buscará en el despacho de Vidocq las pistas que pudiera haber seguido éste antes de fallecer, y seguira con la investigación que acabo con la vida de su ilustre predecesor.

Comentarios.

       Tras una larga experiencia como técnico especialista en efectos digitales, Pitof (Jean-Christophe Comar) se pone por primera vez tras la cámara como director y nos ofrece una espectacular cinta, pionera en el rodaje exclusivamente digital.

       Argumentalmente, tenemos una narración que no deja de ser un thriller con cierto aire gótico (Seven, Hannibal...), ambientado en el Paris del siglo XIX. Un thriller donde la trama va siendo desgranada a base de flashbacks que nos introducirán desde el despacho del detective hasta el oscuro ambiente de los bajos fondos parisinos, donde encontraremos a una sensual Inés Sastre, pieza importante en el trascurso de las investigaciones. Aunque hay que decir que el inesperado final de la película, dejará cierto regusto amargo a más de uno.

       Pero donde el film de Pitof sorprende, y mucho, es en su fascinante estética visual. La recreación de ese Paris antiguo es asombrosa y espectacular. Un sistema de grabación, el digital, que convierte a los famosos fondos azules para efectos especiales en los verdaderos secundarios de esta función. Tan sólo hay que poner un pero a esas soberbias imagenes, y es que en algún momento, el fondo se come parte del personaje, es decir, como cuando un niño colorea un dibujo y se pasa de la raya. Pero son momentos puntuales en un film esteticamente perfecto.

       Y Depardieu es la guinda perfecta para tan suculento pastel. Pitof quería que él fuera Vidocq a cualquier precio, e indudablemente tenia razón en tener esa idea tan clara en su mente, puesto que su actuación es inmensa. El astro galo entrega toda su sapiencia interpretativa a este personaje, que le devuelve la dignidad perdida en anteriores, sobreactuadas e indignas interpretaciones (el hombre de la máscara de hierro, 102 dálmatas...).

       Vidocq es un espectáculo con mayusculas, un film que marca el inicio de un camino que en un futuro próximo muchas producciones seguirán: el formato digital.


Glasso
(www.geocities.com/canalcine)
Lloret de Mar, 11 de Marzo del 2.002

(C) - LLFB - 2.002