“ Monster's Ball ”



Ficha técnica.

Director: Marc Forster.
Guión: Milo Addica y Will Rokos.
Montaje: Matt Chesse.
Producción: Lee Daniels.
Co-producción: Eric Kopeloff.
Música: Asche & Spencer.
Dirección Artística: Leonard R. Spears.
Fotografía: Roberto Schaefer.

Intérpretes: Billy Bob Thornton (Hank Grotowski), Halle Berry (Leticia Musgrove), Peter Boyle (Buck Grotowski), Heath Ledger (Sonny Grotowski), Sean Combs (Lawrence Musgrove), Coronji Calhoun (Tyrell Musgrove).

Duración: 111 min.
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2.001.

Comentarios.

       En su tercer trabajo tras las cámaras, Marc Forster (Loungers 1995, Everything put together 2000) nos ofrece una película en la que mezcla la amargura de unos personajes que viven al límite de la desesperación con el omnipresente tema del racismo. Es un relato sobre gente necesitada de afecto, sobre gente que ha crecido con la educación equivocada y ante todo es un retrato de la soledad, una soledad presente en cada fotograma del metraje.

       El film narra la historia de una familia, los Grotowski, que son por tradición funcionarios de prisiones. Buck es el patriarca, un guardián jubilado que siente un enorme odio hacía los negros, cosa que ha intentado inculcar a sus descendientes con diferente éxito. Hank es su hijo y Sonny el hijo de éste; los tres viven en una casa donde enseguida podemos apreciar que las relaciones entre ellos no son todo lo cordiales que debieran. Paralela a esta historia tenemos la de Leticia, una joven madre afroamericana que vive con su hijo a la espera de la ejecución de su marido Lawrence, acusado de asesinato y encerrado durante once años. El nexo de unión entre ambos relatos lo establecen los personajes de Hank y Sonny, vigilantes del corredor de la muerte donde está preso Lawrence, y que serán los encargados de llevarle hasta la silla eléctrica.

       Forster dedica los momentos iniciales a presentarnos a todos estos personajes, y observamos algunos detalles significativos. Así podemos ver a Hank y Sonny compartiendo la misma prostituta para satisfacer sus necesidades sexuales, e incluso advertimos en ellos la misma indiferencia hacia la chica, tratándola como lo que es, un mero objeto para su satisfacción. Observamos el odio de Hank hacía Sonny, al que considera que no es digno de ser su hijo por el extremado cuidado que tiene en el trato a los negros. Vemos como el ambiente en casa de los Grotowski se va enrareciendo por momentos, y podemos observar los angustia de Leticia para seguir adelante.

       Pero tras la ejecución de Lawrence los destinos de Hank y Leticia se encontrarán y el film cambiará su rumbo hacía una difícil historia de amor que supondrá el único clavo al que agarrarse para seguir sobreviviendo, aunque eso sí, es un clavo que está al rojo vivo. Precisamente uno de los momentos más comentados del film es la tórrida escena de amor que tiene lugar entre Berry y Thornton, en la cual podemos ver una clara metáfora cuando apreciamos unas manos sobre una jaula de pájaro, simbolizando la búsqueda de la libertad y el fin de una larga agonía por parte de los amantes.


       Se hace imposible hablar de esta película sin hacer mención al oscar conseguido por su protagonista femenina Halle Berry (galardonada así mismo en Berlín). Su trabajo es impecable, y en cierto modo guarda cierta similitud con el realizado por su máxima rival en las nominaciones Sissy Spacek. Ambos papeles son de madres sufridoras y están cargados de dramatismo, y es de justicia señalar que puestos a galardonar a un papel dramático, ambas tenian muchas opciones puesto que las dos interpretaciones son de alto nivel, aunque no hay que poner peros a la victoria de Berry puesto que en este film realiza el mejor trabajo de su carrera hasta la fecha. Su Leticia es una mujer derrotada, que hace lo posible por sobrevivir ante el miserable futuro que tiene ante si. Su marido acaba de ser ejecutado, su hijo es un niño obeso que consume chocolatinas sin parar, su viejo coche está averiado y debe desplazarse andando hasta el trabajo y está a punto de perder la casa donde vive por no pagar a su casero. El gran logro de Berry está en que consigue transmitir toda su angustia al espectador sin caer en sensiblerías ni tópicos.

       Pero si es de justicia alabar la labor de Berry, también lo es hacer lo propio con el camaleónico Billy Bob Thornton, en otra de sus magistrales interpretaciones. Hank es, como Leticia, otro perdedor que vive compartiendo con su padre y su hijo la casa donde se suicidaron su madre y su esposa. Thornton compone perfectamente un personaje que resulta odioso en un principio, pero que a medida que transcurran los hechos veremos que lo que le sucede es que tiene mucha amargura en su interior y que se siente tremendamente solo.


Glasso
(www.geocities.com/canalcine)
Lloret de Mar, 13 de Abril del 2.002

(C) - LLFB - 2.002