Artículo escrito por D@®Do

Lloret de Mar, 24 de Junio del 2.003, día de “San Juan”.

       ¿Qué tiene que ver la trilogía de Matrix con la religión?. Quizás nada de nada pero es curioso como los hermanos Larry y Andy Wachowski han elegido siempre muy cuidadosamente los nombres de sus héroes y que éstos, los nombres, poseen un simbolismo fuera de toda duda: Neo, Morfeo, Trinity... Y además los Wachoswski están siempre rodeados de un halo de misterio, hasta tal punto que nunca ofrecen entrevistas, siendo Joel Silver, el productor, el que hace ésta labor, algo nada normal cuando son películas con millones de dólares de presupuesto. En fin... Está claro que en Matrix se han puesto muchas alegorías de algunas de las religiones más importantes de la humanidad, como el cristianismo, el budismo y el judaísmo. Pero de momento nos centraremos solo en el cristianismo y en la primera entrega, puesto que es la que está ya más asimilada por la gente ya que le segunda es reciente y la tercera aún está por estrenar. De todas formas no se puede dudar de que la película se ha convertido en una especie de portavoz del nuevo milenio en la que se recoge un sentimiento de amor - odio hacia todo lo tecnológico.

       Creo que una de las escenas más importantes de la película es cuando Neo es presentado a Morfeo por primera vez. Neo es conducido a un lugar poco iluminado y lleno de elementos tecnológicos. Escucha las palabras de su futuro tutor, que solo conoce de oídas, y empieza a preguntarle por sus dudas y por sus ganas de conocer muchas respuestas. Su obsesión es dejar de sentirse esclavo de un mundo en el que vive "ciego". Ésta escena bien podría estar sacada de la visión gnóstica del mundo que existe desde hace millones de años. Los hermanos Wachowski escribieron los guiones de las tres entregas realizando una interesante simbiosis entre la religión y el mundo tecnológico.

       Matrix es una visión de la salvación humana fusionada con elementos paganos y cristianos, pero no solo en la propia película sino que ya están presentes desde los mismos títulos de crédito hasta la escena final. Hay elementos cristianos como el agua (un recordatorio del bautismo) en los títulos de créditos cuando vemos una cascada digital. Luego pasamos a una habitación oscura donde vemos a Trinity, (Trinidad) nombre con claras connotaciones tanto en el mundo cristiano como gnóstico. Y ella está en contacto con Morfeo, cuyo nombre está sacado del dios griego del sueño. El agente Smith y sus lacayos representan las fuerzas del mal que oprimen a la humanidad mientras que el otro bando, el de Trinity, Morfeo y los demás son los mensajeros de la luz.

       Neo es el héroe sin discusión de toda la trilogía y su nombre nos delata algunas ideas interesantes. Ésta palabra es el anagrama inglés de otra: "One", que significa "el único" o "el elegido" y que también en griego significa "nuevo". Es un personaje que aún no ha despertado espiritualmente y que espera descubrir quien es y cual es su misión. Fijaros que hay un momento en que un personaje le llama "su salvador" y "su Jesús". Morfeo, su mentor, le instruirá y a partir de aquí comenzará un proceso de aprendizaje ("iniciación") que culminará con el interrogatorio de los tres agentes enemigos. Es aquí donde descubrimos su verdadero nombre: “Thomas A. Anderson”. “Thomas” es Tomás en castellano y así se llamaba uno de los apóstoles de Jesús, pero su apellido es mucho más significativo. La terminación "son" indica que es "hijo de..." y la palabra "Ander" se traduce como "Hombre". De aquí que Neo se apellide "hijo del hombre".

       Fijaros ahora en otra escena muy significativa en la que se unen toda una serie de componentes especiales y que es una maravilla. Es cuando Neo es enviado a Adam Strret y allí se encuentra con Trinity. Ya sabéis que “Adam” es el nombre castellano de Adán, con lo que todos pensamos en la historia de Adán y Eva. Mientras cruzan por debajo de un puente del que cae agua en forma de cascada, Neo accede a conocer a Morfeo. De fondo oímos una canción de Duke Ellington: “I am beginning to see the Light” (Comienzo a ver la Luz). La escena parece una mezcla de Alicia en el País de las Maravillas, con referencias a los conejos blancos y llegando hasta el LSD. Recordar que Neo debe tomar una píldora para entrar a un nuevo nivel y es entonces cuando recibe una lección sacada de los evangelios agnósticos: “El mundo ha sido movido sobre tus ojos para que estés ciego ante la verdad. Eres un esclavo, nacido de la opresión. ¿Cómo conoces la diferencia entre el mundo real y el de los sueños?”.

       Morfeo ofrece las píldoras a Neo y le dice que para conocer la verdad deberá experimentar por si mismo. Y Neo accede a ello, a pesar de las consecuencias, que le llevarán a un paro cardíaco. Al final entrará en una placenta gigante de la que saldrá como su hubiera resucitado (¡sin haber pasado tres días, eso sí!), Una extraña mezcla de bautismo y nacimiento eléctrico, porque, y fijaros bien, su cuerpo está literalmente cubierto de cables. Y el que lo saca de las aguas es Morfeo, haciendo una especie de papel de San Juan Bautista.

       Después de la experiencia anterior Neo es conducido a una nave, pero es que en las naves de la película también encontramos nombres curiosos. El hovercraft se llama “Nabucodonosor”, una clara referencia al rey de Babilonia que destruyó Jerusalén y su Templo en el Antigua Testamento, enviando a los hebreos al exilio. Por otro lado el modelo de la nave es una Mark 3 y su número es el 11. Por curiosidad consultamos la Biblia en Marcos capítulo 3 versículo 11 y nos encontramos con esto:”Tú eres el hijo de Dios”. Más de lo mismo...

       También tenemos algunos otros apodos que nos hacen pensar un poco. Por ejemplo esta “Cifra”, supongo que traducción original del inglés “Cypher”, pero en este caso las traducciones nos pueden llevar siempre a engaño. (Nunca dejaré de alabar las versiones originales en todo, sean películas, juegos, etc...). Total... que “Cypher” puede ser una abreviación de “Lucifer”. Y no olvidemos que éste será el traidor del grupo, con lo que podemos pensar que el diablo es el que traiciona al Mesías, o ¿no estaba Judas poseído por una fuerza misteriosa que, al abandonarle, le hace vez lo lamentable de su acción?. Dozer y Tanque son unos hermanos que provienen de Sión, el último bastión de la especie humana libre, su última esperanza. Éste nombre es el que usa el Antiguo Testamento para referirse a Jerusalén, pero curiosamente si miramos también el Nuevo Testamento veremos que se usa el mismo nombre para referirse al “Paraíso”.

       Existen tres símbolos muy claros en la película que merecen nuestra atención. El primero son las gafas de sol. Si!, algo muy moderno pero muy claro. Según las llevan o no pueden indicar su fuerza o su vulnerabilidad. Solo hace falta recordar que Smith parece invencible hasta que Neo le rompe las gafas y así, a la vez, toda su fuerza. Otro símbolo son los espejos que representan la forma en que se proyectan los códigos informáticos en la pantalla. Por último están los conejos que aparecen en la escena de la pastilla. Con ellos podemos encontrar tres referencias claras: la primera al consumo de LSD, la segunda a la canción de los Jefferson Airplane “White Rabbit” y la tercera al libro de Lewis Carroll “Alicia en el País de las Maravillas”.al que ya me he referido antes.

       Y si antes mirábamos los símbolos también podemos estudiar un poco las referencias literarias que pueden haber influido a los Wachowski en la creación de la trilogía. Quizás la más clara esté en la obra de Harlan Ellison “No tengo boca y debo gritar”, que podemos apreciar en su totalidad en la escena en que Neo se queda literalmente sin boca. También, y ya está comentado, a la obra de “Alicia en el País de las Maravillas”. Otro autor que destaca es el filósofo postmoderno Jean Baudrillard, cuando ponen en boca de Morfeo la frase: “ Bienvenido al desierto de lo real”. Quizás de William Gibson se ha sacado el nombre de “Sión”, lugar en el que trascurre algo de la acción de su novela “Neuromancer”.

       Puede que la alegoría más clara al cristianismo sea la de la ”Ultima Cena”. Recordad que Cifra pacta con los enemigos y les promete que entregará a Neo con la condición de que pueda vivir una ilusión feliz el resto de su vida, el lugar de pedir 30 monedas de plata. Está claro que hace de Judas y le sentaría mejor ese nombre. Poco después veremos juntos a Cifra y Neo, con el resto de compañeros del hovercraft, celebrando una cena. ¿Es clara la alusión?.

       Pero aún tenemos más. Esta el Oráculo, algo muy visto ya y que, de entrada, nos lleva a todos a pensar en el famoso “Oráculo de Delfos”. Por otro lado tenemos a Morfeo, el nuevo Juan el Bautista y que como él, debe morir para que el elegido triunfe, aunque al final se pueda salvar. Neo decide que Morfeo, su figura del padre, debe ser salvada y al final lo logra al eliminar a Smith. Una vez hecho el trabajo será conducido al cruce de las calles “Wabash” y “Lake” (más referencias al agua como elemento salvador y de bautismo) donde conocerá el teléfono de su salvación: el del hotel “Herat of the City”, habitación 303.

       Pero en la habitación 303 Neo recibe el impacto de un agente del mal y muere. Es el amor de Trinity lo que lo hace volver de entre los muertos, en una clara alusión al mito de Orfeo. Y cuando Neo resucita posee el poder absoluto sobre Matrix venciendo a los malvados con mucha facilidad. Y después de lanzar su mensaje a la Humanidad: “Mostraré a esa gente un mundo sin reglas, sin controles, fronteras o límites. Un mundo sin ti...” asciende literalmente a los “Cielos”. Pese a que todo es muy al estilo de Hollywood tiene unas ideas muy claras: “los humanos viven en un mundo de ilusión, que es su prisión, por lo tanto deben ser liberados”.

       Supongo que a estas alturas todo el mundo ha visto ya Matriz pero quizás, como yo, solo fueron a disfrutar de una buena película de acción sin ninguna preocupación. Os aconsejo que la veáis de nuevo con tranquilidad y penséis en todos estos temas si es que son de vuestro interés.


MENÚ de Cine y TV

(C) - LLFB - 2.003