“ Candidata al poder ”

(The contender)




Ficha técnica.

Dirección y Guión: Rod Lurie.
Producción: Marc Frydman, Willi Bär, James Spies y Douglas Urbansky.
Música: Larry Groupé.
Fotografía: Denis Maloney.

Intérpretes: Joan Allen (Laine Hanson), Gary Oldman (Sheldon Runyon), Jeff Bridges (Presidente Evans), Christian Slater (Reginald Webster), Sam Elliott (Kermit Newman), William Petersen (Jack Hathaway).

Duración: 126 min.
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2.000.

Sinopsis.

       Tras la muerte de su Vicepresidente, el Presidente Jackson Evans deberá buscar un substituto para tan importante cargo. El Gobernador Jack Hathaway parece el candidato ideal, puesto que recientemente ha sido calificado como héroe nacional al intentar salvar a una chica que había caido a un rio con su coche. Pero Evans tiene otra idea en la cabeza: quiere ser el primer Presidente que tenga a una mujer como Vicepresidente, y nada hará que vea las cosas de otra manera que no sea esa. Sin embargo, un antiguo affaire sexual de la candidata, la Senadora Laine Hanson, pondrá en peligro la idea inicial de Evans.

Comentarios.

       Lurie nos ofrece un thriller interesante e inteligente que nos cautiva desde su inicio, pero que termina de una manera incomprensiblemente comercial y absurda.

       El director ha contado con un reparto de lujo en el que destacan cuatro pesos pesados:

       Al frente del comité que ha de aprobar la elección de la Senadora Hanson, encontramos a Sheldon Runyon, un irreconocible Gary Oldman, que hará todo lo posible por hundir la carrera de una mujer a la que no cree preparada para ocupar un cargo tan importante. Además de demostrar una vez más su gran capacidad para las transformaciones, consigue otro estupendo villano a su larga colección.

       Joan Allen fue nominada al Oscar por esta interpretación, y no es de extrañar puesto que realiza un sólido y convincente trabajo, en el que sobresalen sus enfrentamientos verbales con el pérfido Runyon, y su obsesión por mantener sus principios ante el hecho de que en un asunto de su vida pública, se la acuse por un tema de su vida privada.

       Jeff Bridges da el toque cómico a la cinta, con un personaje que parece más preocupado por la calidad de la cocina de la Casa Blanca que de los temas políticos que preocupan a su gabinete. A pesar de ello, su participación en el conflicto creado, será esencial para el desenlace del film.

       Finalmente está Christian Slater que es el desencadenante del ataque hacía la persona de Hanson.

       Son muchas, demasiadas tal vez, las buenas películas que se estropean en el último tercio de su metraje, y ésta, como se ha expuesto, es una más. Pese a ello, las buenas interpretaciones de sus protagonistas y un guión que engancha hacen que su visionado no se pueda considerar como una perdida de tiempo.



Glasso
(www.geocities.com/canalcine)
Lloret de Mar, 15 de Marzo del 2.002

(C) - LLFB - 2.002