"CALLE MAYOR" (1956), de Juan Antonio Bardem.




       En 1954, según una encuesta del Instituto de la Opinión Pública, José Suárez era considerado el mejor intérprete nacional de la pantalla tras Fernando Fernán-Gómez, Francisco Rabal y Jorge Mistral, a la vez que el actor español más Interesante después de Jorge Mistral y Francisco Rabal, si bien cabe decir que superando en votos a éste en las zonas urbanas.

       Por ello, quizás, Juan Antonio Bardem acabaría emparejando en Calle Mayor, "una pelicula inspirada en una farsa de D CARLOS ARNICHES", La señorita de Trevélez, nada menos que a José Suárez con Betsy Blair, la entonces todavia esposa del célebre bailarín norteamericano Gene Kelly.

       En Calle Mayor, una película, Gran Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Venecia 1956, producida desde Madrid por Manuel J. Goyanes para Cesáreo González, en colaboración con Play-Art/Iberia Films, de París, contemplamos así la siguiente presentación: "Una pequeña ciudad, en una provincia cualquiera. Una catedral, un río y una plaza con soportales. Y una calle Mayor. Sobre todo, una calle Mayor".

       Nudo: "Isabel Castro (Betsy Blair) tiene ahora, en octubre de 1955, treinta y cinco años. Es soltera aún. Eso quiere decir que ha fracasado. Salió del colegio de las monjas hace dieciocho años. Diez años esperando. Y venga a esperar. Juan (José Suárez) y sus amigos (Luis Peña, Alfonso Goda, Manuel Alexandre y José Calvo) se aburren. Siempre los mismos lugares, rostros idénticos, días iguales. Quizá por eso, ellos han descubierto que el mejor espectáculo es el prójimo. Juan, de acuerdo con sus amigotes, va a decir a Isabel que la ama, que la quiere como novia, que quiere casarse con ella. Los demás, cada noche, después de las entrevistas de Isabel y Juan, van a reír. Y mientras tanto, Isabel va a ser absolutamente feliz. Ya no tendrá que esperar más. Hasta podrá, al fin, bailar en el gran baile de otoño del Casino...".

       A juicio del cronista FernandoMéndez-Leite, Juan Antonio Bardem, "realizador de aguda sensibilidad artística", en Calle Mayor "ha sabido captar adecuadamente el ambiente y reflejar con matices verídicos la bien hilvanada narración. El estudio que en el guión ha trazado de los personajes principales y secundarios es perfecto. Acertó también en la elección del escenario con algunos de los sorprendentes paisajes de tierras conquenses. Alarcón, en la parte escenográfica, confirma su bien ganado prestigio. Excelente también, la fotografía de Kelber, y modelo de ilustración musical la que firman Joseph Kosma y Maiztegui. Merece destacarse la gran labor de Betsy Blair al frente del reparto. Actriz americana de apreciables dotes artísticas, vive su difícil papel y su máscara traduce bien la alegría del alma al alcanzar la finalidad suprema de la vida: el matrimonio. La escena en la que se entera de la triste y cruel verdad y de la estúpida broma de que ha sido víctima, evidencia sus méritos de actriz dramática. José Suárez desempeña a la perfección el primer papel masculino. La pareja estelar se ve secundada por un plantel de artistas españoles y extranjeros, entre los que despuntan Yves Massard, Dora Doll", Lila Kedrova, Luis Peña, Matilde Muñoz Sampedro, Manuel Alexandre, José Calvo, Josefina Serratosa, Margarita Espinosa, Pilar Vela, María Gámez (protagonista, en 1935, precisamente, de la primera versión cinematográfica de La señorita de Trevélez)...

       Para el precitado Fernando Méndez-Leite, con Calle Mayor "se apunta Bardem un triunfo importante de resonancia internacional... Bastaría esto para consagrar de una vez para siempre la categoría de Bardem, autor de esta bien enfocada co-producción hispano-francesa".

       Juan Antonio Bardem, recuerda el profesor José María Caparrós Lera, con Calle Mayor o, si se prefiere, Grand Rue, "reflejó la vida provinciana y ciertos convencionalismos españoles. Esta película ocasionaría graves problemas administrativos".

       De modo que, en 1974, el comunista Juan Antonio Bardem habría de confesarle aAntonio Castro: "Fue dificilísimo que la película pudiera ir a Venecia; como... el Gobierno español no quería llevarla, y era coproducción, Serge Silberman -que era el coproductor francés- logró que la incluyeran en la selección francesa y fue un gran éxito. Estuvo apunto de ganar el León de Oro".

       Para Juan Antonio Bardem, en nuestro país, "la cota máxima de libertad ideológica era" Calle Mayor en 1956. "una visión pesimista de nuestro mundo", en palabras del crítico Diego Galán.

       Calle Mayor, en fin, al igual que La Regenta, y hasta con el carácter giratorio, sentimental, de un vals en torno a la protagonista, es una "crítica satírica y amarga de la vida en una capital de provincia", rodada en las mismas instalaciones de Chamartín en las que se había realizado La danza de los deseos, y en la que aparece otra vez en un papel de juerguista y pisando tierras de Cuenca (en las que había estado, por cierto, con motivo de su trabajo en Señora ama) José Suárez.

       Las imágenes de Calle Mayor, bien compaginadas por Margarita Ochoa, constituyen una de las obras maestras del cine hispano, evidentemente.

Juan Bonifacio Lorenzo Benavente.
Director de la "Filmoteca de Asturias".

       NOTA: La Filmoteca le había dedicado ciclo a José Suárez en Octubre de 2001. Las películas seleccionadas, además de "Calle Mayor", fueron: "Oro y Marfil" (1947), de Gonzalo Delgrás; "La Danza de los Deseos" (1954), de Florián Rey y "Señora ama" (1954), de Julio Bracho.

Recibido por Mail el 15 de Abril de 2.002


(C) - LLFB - 2.002