“ Black Hawk Derribado ”

(Black Hawk Down)




Ficha técnica.

Director: Ridley Scott.
Guión: Ken Nolan y Steve Zaillian sobre el libro de Mark Bowden.
Producción: Jerry Bruckheimer y Ridley Scott.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Slawomir Idziak.

Intérpretes: Josh Hartnett (Sargento Matt Eversman del comando Ranger); Ewan McGregor (Grimes del comando Ranger); Tom Sizemore (Teniente Coronel Danny McKnight del comando Ranger); Eric Bana (Sargento de Primera 'Hoot' Gibson de las Fuerzas Delta); William Fichtner (Sargento Jeff Sanderson de las Fuerzas Delta); Ewen Bremmer (Shawn Nelson del comando Ranger); Sam Shepard (El General de División William F. Garrison); Gabriel Casseus (Mike Kurth del comando Ranger).

Duración: 144 min.
Nacionalidad: U.S.A.
Año: 2.001.

Sinopsis.

       El domingo 3 de octubre de 1993, las tropas norteamericanas de elite situadas en Somalia, se preparan para realizar lo que a priori es una misión sin excesivas complicaciones en la capital Mogadiscio: el despliegue militar de 160 unidades por tierra y aire que llevará en menos de una hora a la detención de los lugartenientes del dictador somalí Mohammad Farah Aidi. Pero todo se complica cuando encuentran más resistencia de la prevista, y uno de los helicópteros Black Hawk es derribado. Aquella misión sin importancia se convierte a partír de entonces en la peor pesadilla sufrida por el ejército norteamericano desde la guerra de Vietnam.

Comentarios.

       Black Hawk derribado es una película de guerra, exclusivamente de guerra. Los amantes el género bélico están de enhorabuena porque el 70 % del metraje está plagado de disparos, explosiones y sangre, y poco tiempo hay dedicado a los asuntos de despacho. Pero lo que podría haber sido un gran film, cae en la mediocridad debido al habitual y vomitivo discurso patriotero que poseen las producciones de Jerry Bruckheimer. Una vez más (y van...) Hollywood intenta vendernos una derrota, plagada de errores estratégicos, como un hecho heroico conseguido por su ejercito, como si el mero hecho de sobrevivir al caos en que se ven envueltos esos soldados debido a los citados errores fuera una gran hazaña. Si a eso le añadimos la gran cantidad de tópicos sensibleros que se ven una vez más en pantalla (el hombre que lleva el cadáver de un niño en brazos, la madre que coge un fusil y la típica respuesta yankee "por favor, no lo hagas", el soldado que saca las fotos de la mujer e hijos cuando van a matarle etc.), la sensación final que nos queda es la de tremenda decepción.

       En el aspecto musical tampoco sale muy favorecido el film de Scott, puesto que a una partitura demasiado grandilocuente y cargante a cargo de Hans Zimmer, hay que añadirle unas canciones de acompañamiento más propias de 1.969 que de 1.993, como si aun estuviéramos anclados en la época de Vietnam.

       Pero no todo son cosas negativas en esta producción, entre lo positivo encontramos el trabajo de un inmenso Tom Sizemore en otro de sus personajes bélicos con carácter; el toque humorístico que proporcionan Ewan McGregor y sus cafés; las hermosas imágenes de los helicópteros sobrevolando las playas y el espectacular despliegue de las fuerzas norteamericanas en Mogadiscio, gracias a la espléndida fotografía de Slawomir Idziak, antiguo colaborador del fallecido Krzysztof Kieslowski. A pesar de todo, estos logros no son suficientes para conseguir salvar al proyecto de otro merecido suspenso de su director.

       El realizador británico muestra otra vez la cara más pobre de su filmografía, ampliando su ya numerosa lista de fiascos, ¡que lejos quedan los tiempos de Alien y Blade Runner!.



Glasso
(www.geocities.com/canalcine)
Lloret de Mar, 16 de Marzo del 2.002

(C) - LLFB - 2.002