“Las Aventuras de Pinín y sus Amigos”


“Juan Antonio Arévalo (1979)”


       Recuerdo muy vagamente haberla visto en mi infancia, probablemente (aunque no me atreva a asegurarlo) en el cine “Marta y María“ de Avilés. En 1979 tenía dos años, así que, aunque mis padres se acostumbraron a llevarme al cine muy pronto, creo que la sesión debió de producirse durante 1980 o 1981.

       Al volver a verla me sorprende encontrar una obra dirigida al público infantil de tan buena factura.

       Producida por “Pelibat Films”, es el primer largometraje asturiano realizado al llegar la nueva democracia. Después vendría, en 1986, la que está considerada como la “primera película financiada por la autonomía asturiana”. Me refiero a “El Vivo retrato” de Mario Menéndez.

       Trasladar a la pantalla las aventuras de un personaje de cómic suele traer consigo el problema de mantenerse fiel al original. Partiendo del hecho de que no he seguido nunca las viñetas del personaje de Alfonso Iglesias, no puedo juzgar nada más que la película por sí sola, sin odiosas comparaciones. Aunque veo detalles de la dificultad de convertirla en imágenes con actores y escenarios naturales, pues sirva de ejemplo que el famoso (y característico) “madreñogiro”  volador de nuestro protagonista, no aparece en la película, aunque sí se hace referencia a él.

       La pandilla de amigos  y sus aventuras recuerdan, salvando las distancias, a los “Goonies”. Incluso nuestros asturianos se encuentran con un personaje, mudo y calvorota, de aspecto muy parecido a Sloth de la película de Richard Donner. Como si el mismo Spielberg  hubiese buscado inspiración en la cinta de Juan Antonio Arévalo.

       El argumento anticipa cinematográficamente, en nuestro país, la ecología. Los protagonistas se unen movidos por la contaminación que produce una fábrica cercana tras la muerte de animales de un vecino.

       Con un fondo completamente realista, también hay sitio para la fantasía.

       Además, todo en la película tiene un regusto a asturianía. Es una buena oportunidad de contemplar cómo era el verde paisaje asturiano a finales de los años setenta, la ambientación del pueblo e, incluso, disfrutar de algunos diálogos en asturiano.

       También veremos en ella la participación de algunas de las caras conocidas de la época, como la de Menchu Álvarez del Valle, famosa periodista y locutora, abuela de la Princesa de Asturias.

       Muy entretenida y recomendable. Una joya.

       Lamentablemente no se ha editado en DVD ni se ha emitido por televisión recientemente. Las posibilidades de verla son escasas. La copia en VHS que conservo está editada por “Smile Vídeo”.

José Manuel Braña Álvarez, en Avilés, a 20 de Enero de 2012.


Menú de LLFB CINE PAGE


(C) - LLFB - 2.012